¿Qué limitaciones tiene la Tarjeta Sanitaria Europea?

Seguro que eres consciente de lo recomendable que es tener a mano la Tarjeta Sanitaria Europea si viajarás a cualquier país de la UE por el hecho de que si te pones enfermo o bien tienes un accidente podrás ir al médico y no tendrás que pagar por esta razón ningún importe. Eso sí, la Tarjeta Sanitaria Europea no es válida en todas las eventualidades y hacer un mal uso de ella podría resultarte costoso. Vamos a analizar sus limitaciones.

 

Restricciones de utilidad

 

Debes saber que la Tarjeta Sanitaria Europea no es lo mismo que un seguro de salud y no incluye:

 

  • Gastos de repatriación y salvamento.
  • Tratamientos en la salud privada.
  • Tratamientos programados.

 

O sea, que la TSE es a fin de que te vea un especialista si de súbito te pones enfermo o padeces algún accidente imprevisto mientras estás en otro estado europeo. Además, tienes que saber que la tarjeta sanitaria europea solo obtendrás exactamente la misma asistencia sanitaria gratuita que en España. Por poner un ejemplo, si te da dolor de muelas y te terminan haciendo un empaste, tendrás que abonarlo de tu bolsillo pues en España asimismo deberías hacerlo. Tampoco vas a poder utilizar la tarjeta sanitaria para tratamientos que requieran diferentes visitas, puesto que la cobertura sanitaria de la tarjeta es para una estancia temporal en el país y esto se considera contradictorio con el hecho de programarse visitas médicas. Ten en cuenta que en algunos países es común abonar los servicios médicos. Guarda la factura para entonces pedir un reembolso a la Seguridad Social.

 

Limitaciones de valía

 

Otro límite que debes tener en consideración es el tiempo de validez de la tarjeta. De entrada, la Tarjeta Sanitaria Europea es válida durante un par de años para los asegurados de la Seguridad Social y de un año para los adjudicatarios. Mas si te vas a Europa a trabajar y ya no estás cotizando en la Seguridad Social de España ni estás anotado como beneficiario de tu pareja, pierdes el derecho a tener asistencia sanitaria de España, con lo que si empleas la TSE, la Seguridad Social española te va a poder demandar el importe de los servicios que te hayan prestado. En todo caso, es innegable que la tarjeta sanitaria europea es útil y necesaria, ya que jamás se sabe qué te puede pasar mientras que estás de viaje.

Comments are closed.