EL VINO PERFECTO PARA CADA OCASIÓN

Los vinos son un gran complemento para las comidas y también se utilizan en ocasiones especiales. Pueden ser un gran regalo en la mayoría de circunstancias y, sin embargo, a muchas personas les resulta difícil elegir el tipo de vino que podría adaptarse perfectamente a la ocasión. Éstas son algunas de nuestras recomendaciones para que no falles en la elección:

  • Un cumpleaños:

Un pack de vinos variados como éste puede ser un gran regalo, incluso para una persona especial como la pareja o un buen amigo. No habrá mejor forma de celebrar el cumpleaños que abriendo una botella y disfrutarla juntos.

 

1

Una buena idea también sería comprar un vino del año en que ha nacido el cumpleañero o de algún año que tenga un significado para ambos. Si, por ejemplo, el 2009 fue cuando os conocisteis, podrías comprarle un vino de ese mismo año, como un Jaloco Gran Reserva 2009 o un Viña Real Crianza 2009.

23

 

 

 

 

 

 

  • Una comida o cena:

Ya sea para una cita o para una reunión de amigos, la elección del vino que vas a servir puede marcar la diferencia. Y es que un vino bien elegido puede cambiar por completo el sabor de lo que vayamos a comer. Hay que tener en cuenta, por lo tanto, que es importante que no tenga todo el protagonismo y que ayude a realzar los sabores de la comida. Por ejemplo, los vinos más frescos pueden combinar perfectamente con comidas ácidas; un salmón al limón sería perfecto con un Blanco Verdejo Marqués de Riscal o un Protos Rosado.

 

45

 

Por otra parte, si por ejemplo fuéramos a tomar carne asada, lo mejor sería utilizar vino tinto, ya que su sabor fuerte ayuda a realzar el de la carne. Un buen vino podría ser el Castizo Tinto o el Vega Cubillas Crianza.

 

67

 

En resumen, para comidas más ligeras puedes optar por vinos blancos o rosados, y para las más fuertes (como la carne asada) por vino tinto. Con esto, conseguirás realzar el sabor de la comida al mismo tiempo que disfrutas del sabor del vino.

  • Una fiesta:

Lo mejor para esta ocasión son los vinos más ligeros y frescos, que vayan acorde con la distensión del momento. Una gran opción podría ser éste Pack Fresquitos, que tiene varias opciones para que los asistentes a la fiesta puedan elegir.

 

8

  • Una boda:

Regalar un vino en una boda puede ser una gran opción, con la que siempre acertarás, para demostrar tu alegría por el compromiso. Estas ocasiones suelen ser elegantes, por lo que puede ser más adecuado un vino tinto como el Tinto Roda I Reserva, o incluso uno más económico como el Abadía Retuerta Reserva.

 

910

 

Sin embargo, también puede ser un acierto regalar cualquier otro tipo de vino, sobre todo si se trata de una boda más informal. En estos casos, puedes decantarte por algún vino como el Blanco Verdejo José Pariente o un Albariño Terras Gauda.

 

1112

Helena Fernández

 

 

 

 

 

 

Comments are closed.