5 consejos para evitar los excesos estas fiestas

En un momento en el que las cenas, comidas y fiestas de empresa están a la orden del día con motivo de la Navidad, coincide con un momento en el que debido al consumo de alcohol, a los míticos vasos de chupito y a las enormes cantidades de comida, acabamos sufriendo los conocidos, “excesos de Navidad”. Por ello, hemos querido echarte una mano y darte una serie de consejos para evitar los excesos estas fiestas. ¿Te interesa? Pues presta atención y toma nota.

Respeta los horarios de comida

Está bien que tengas muchas comidas y cenas, pero si no quieres arrepentirte antes de que sea demasiado tarde, lo más importante es que respetes los horarios de comidas. Este es el primer punto para no excederte, ya que aunque después acabes comiendo más de lo habitual, tu metabolismo no se verá alterado, ya que mantendrás los mismos ritmos alimentarios.

De esta forma, aunque es posible que una vez pasadas las fiestas necesites cuidar algo más tu alimentación y realizar ejercicio, ahorrarás un gran esfuerzo.

Come sin llegar al máximo

Por mucho que salgas a comer o cenar, eso no significa que siempre tengas que comer hasta decir basta. Puedes disfrutar de una agradable comida sin llegar al máximo, comiendo de manera moderada y sin excederte.

Es habitual en estas cenas comer más de lo habitual e incluso repetir. Olvídate de ello, ya que con consumir tu ración te será más que suficiente.

Precaución con el alcohol

Es cierto que las fiestas no serían lo mismo sin una copita de cerveza o un gin tonic, pero eso no significa que tengas que beberte hasta el agua de los floreros o que tengas que acabar con toda la bodega. No dudes en brindar con cava si la ocasión lo merece o tomarte una cerveza durante la comida, pero siempre con precaución. Pasadas las fiestas lo agradecerás, no lo dudes.

¿Y qué pasa con los postres?

Los postres son uno de los clásicos de las Navidades, y también uno de los mayores enemigos en cuanto a coger unos kilos de más. Están riquísimos y son la mejor guinda a toda comida o cena, por ello no debes privarte de ellos. Pero al igual que con el alcohol, debes consumirlos en su justa medida. Tómate un postre, aunque sea una auténtica bomba de chocolate. Pero eso, uno solo.

 

Comments are closed.